Oum-KalsoumFāṭima ʾIbrāhīm al-Baltāǧī , más conocida por su nombre artístico Oum Kalthoum, El Astro de Oriente, fue la cantante egipcia más conocida y reverenciada en el Mundo Árabe y es una de las mujeres que inspiran mi caminar. Su nombre se encuentra transcrito de muchas formas, como  Oum Kalsoum, Oum Kalthoum, Umm Kulthum, etc.

Fue un fenómeno social en los años 50 y 60 y sus álbumes figuran entre los más vendidos del mundo. Se la conocía como la Señora del Canto Árabe y también como el Astro de Oriente. Tenía una voz tan potente que tenía que cantar alejada del micrófono.

Su infancia

Sus padres fueron al-Shaykh Ibrahim al-Sayyid al-Baltaji, imam de una mezquita y Fatmah al-Maliji. Su padre, que cantaba canciones tradicionales religiosas en los matrimonios y otras celebraciones, le enseñó a cantar desde la niñez. Al comprobar el gran talento y fuerza de la voz de su hija, la disfrazó de hombre cuando tenía doce años y la incorporó en la actividad artística cantando en pequeños teatros bajo su supervisión.

Sus inicios

En su adolescencia Oum Kalsoum sorprendió, con su voz y la forma de interpretar las canciones árabes, al famoso cantante y compositor Abu l-Ala Muhammed y al famoso intérprete de laúd Zakariya Ahmad, quienes la invitaron a trabajar a El Cairo, lo cual aceptó hasta cumplir los 23 años. Al principio cantó en compañía de un grupo formado por sus familiares canciones religiosas y populares y su vestimenta fue en extremo recatada, vestía kaftanes largos y con manga larga.

Llegó a ser la mejor cantante árabe de todos los tiempos, así como la mejor pagada.
En 1932 realizó una gira triunfal por el Medio Oriente. En 1934 cantó en la transmisión inaugural de Radio Cairo, con lo que se iniciaron sus conciertos por radio que se trasmitían los primeros jueves de cada mes de octubre a junio hasta 1972. A eso se sumó su participación en películas musicales y actuaciones para la familia real.

En 1944 fue condecorada con la más alta distinción por el rey Faruk, sin embargo la oposición de éste a que se casara con su tío Sharif Sabri Pasha fue un duro golpe para la cantante que se alejó del círculo palaciego y se enfocó en las causas populares.

Su consagración

Uno de sus principales admiradores fue el Presidente Nasser, quien interrumpía sus actividades para oír las audiciones de “El Astro de Oriente” y aprovechaba de pronunciar discursos y mensajes inmediatamente después de las audiciones radiales de la cantante.

En 1954 se casó con el Dr. Hasan al-Hifnawi, pero no tuvieron descendencia.

En los 60, gracias a la intervención de Nasser empieza a colaborar con el compositor Mohamed Abdel Wahab. La primera canción que compuso para ella “Enta Omri (Tú eres mi vida) fue uno de sus mayores éxitos.
Oum Kalthoum presentaba una canción nueva el primer jueves de cada mes que se transmitía por Tv y en la emisora de radio Saw Al-Qahira. En esos momentos, se paralizaba el país, todo el mundo estaba en el teatro, en casa o en algún bar donde se retransmitiera su actuación.

Su legado

A finales de los 60 le diagnosticaron un caso severo de nefritis. En 1972 su enfermedad era incurable así que se trasladó a EE.UU para tratarse. En 1975 regresó a Egipto donde tuvo una gran crisis y fue hospitalizada.
Todo el país estuvo pendiente de su estado, hasta que el 3 de febrero falleció. Su muerte provocó suicidios. En el cortejo fúnebre participaron unas cuatro millones de personas con desgarradoras escenas de dolor, sólo vistas cinco años antes en el funeral del Presidente Nasser. Fue conducida a la mezquita Umar Makram y enterrada con honores de Jefe de Estado en la Ciudad de los Muertos.

Oum Kalthoum ha sido una gran influencia en músicos del mundo árabe, pero también en músicos de fuera de él. Bob Dylan, Maria Callas, Jean-Paul Sartre, Salvador Dalí, Bono y Led Zepellin están entre sus seguidores. Los temas más utilizados por las bailarinas son sus canciones de amor: Enta Omri, Alf leila w leila, Fakkarouni, Ana fi Intizarak, etc.

El gobierno egipcio le dedicó en El Cairo un monumento en Zamalek y un museo en el palacio de Manesterly en la isla de Roda, y sus interpretaciones forman parte de la cultura egipcia.

“Aparte de Allah,
la única cosa en la que todos los árabes
están de acuerdo es en Oum Kolthoum”.

Oum Kalsoum es una Mujer Sin Hijos.

Revisa nuestra galería en Pinterest de Mujeres Sin Hijos a través de la historia.

——————————————————————————————————–

Déjate inspirar, agrega tu voz, tu historia también podría inspirar a alguien más.

Descarga el PDF y envíanos tus respuestas,
al mail de mujer sin hijos Mujer Sin Hijos, también puede ser un video, un poema, una canción, etc.

Este es un proyecto que está vivo y en constante evolución.
Si quieres colaborar o tienes una idea que sume, estaré encantada de escucharla.
Envíame un email a: mi historia@mujersinhijos.com.