arquetipos y etiquetasMe cansé de quejarme, de sentirme víctima de la sociedad. Prometo, me prometo no volver  referirme a mi misma como mujer en términos reproductivos. Ser madre no me define como mujer, no ser madre tampoco. Es solo una circunstancia de mi vida.

Si quiero hacer cambios tiene que ser desde lo que puedo hacer, desde la ganancia, no desde la carencia. No desde lo que me falta… y hasta quizás necesito cambiar el titulo de mi blog. ¿Pero qué nombre puede reflejar esta circunstancia desde lo que se tiene y no de lo que no se tiene? Mientras lo encuentro, mantengo el de Mujer Sin Hijos porque es lo que me inspiró a escribir.

Parto por revisar mis creencias culturales como dice en El Camino Rubí y dejar de relacionar el término reproducción con mujer. Bien, nuestro cuerpo tiene la capacidad de generar vida y es una de sus funciones primordiales pero sigo siendo mujer aunque no sea madre, aunque no tenga ovarios, aunque ya no menstrúe, no sólo por la posibilidad de reproducirme.

Y esta es la mujer que soy!

El no tener hijos ya sea voluntaria o involuntariamente siempre se ve como vergonzoso, nadie habla acerca no tener hijos por lo que nunca es un tema de conversación, es culturalmente invisible pero somos todos humanos todas experiencias son válidas.  Todas hemos sido mujeres sin hijos en algún momento, no puede ser que sea tan difícil sentirme orgullosa de ser una mujer sin hijos en nuestra cultura.

Al buscar modelos de rol femeninos, en especial mujeres de más de 45 años, es difícil saber si tienen hijos por decisión propia por circunstancias pero no es lo que me interesa en este preciso momento.

En relación etiquetas o estereotipos se les aplica, en general en la televisión los estereotipos son negativos, Cruella de Ville, la madrastra de Blanca Nieves, personajes como la Bruja del 71, Gatúbela,  la protagonista de Bajos Instintos, de Atracción Fatal. Los estereotipos positivos son de mujeres mayores o abnegadas madres de familia como Lucy de El Show de Lucy, la señora Fletcher de la Reportera del Crimen por ejemplo.

Con la vida real encontré un tesoro. Hallé entre ellas a mujeres que he admirado desde pequeña, sólo veo estereotipos femeninos positivos como Dian Fossey, Bo Derek, Lauren Hutton, Simone de Beauvoir, Ángela Merkel y muchísimas otras. Pero lo más importante encontré familiares mías y amigas con las que nunca he conversado al respecto, ¿extraño? No. Es que somos invisibles incluso para nosotras mismas. Esto de vivir en la negación y la vergüenza…

Revisando los estereotipos.

Cuando una mujer no tiene hijos se le etiqueta de solterona, la vieja loca de los gatos o de los perros, lesbiana, una mujer de carrera, bruja, malvada madrastra, tía sin hijos, etc. ¿Pero cómo cambiar esta visión?, veamos.

Solterona: Una mujer que no necesita un hombre para validar su identidad. En vez de una mujer amargada, ridiculizada, presumiblemente tan estúpida, poco atractiva y poco ambiciosa como para conseguir un hombre en sus años fértiles.

La vieja loca de los gatos o perros: Una mujer que disfruta de su propia compañía, prefiere los gatos o los perros a los hombres. Quizás tener nuestras mascotas es a veces mucho más placentero que tener niños. Familias con hijos también tienen mascotas y no por eso son ridiculizadas. Con respecto a la vejez, todos tenemos que llegar a viejos algún día y a todos nos asusta.  Envejecer ya es un tema tabú nadie quiere que le suceda y menos aún sin hijos que los pueda cuidar pero al parecer cuando esos miedos son lanzados hacia nosotras las mujeres sin hijos, al parecer los demás se sienten mas protegidos. Pero nosotras, que no tenemos hijos, no podemos obviar estos miedos porque no podemos contar con que los hijos nos van a cuidar. Lo que si es seguro es que vivir sin hijos nos ha dado más herramientas, más recursos internos y una red social que nos apoya para vivir y manejar el aislamiento y todo lo que significa llegar a viejo. Y si no tenemos un círculo de apoyo es el momento de comenzar a hacerlo.

Mujer de carrera: Una mujer que ejerce poder en público (ámbito masculino) que demuestra que las mujeres somos tan capaces como los hombres. En vez de una mujer sin instintos maternales.

Lesbiana: Una mujer que prefiere a las mujeres como compañeras de vida y sexual. No necesita un hombre e igualmente puede tener hijos. En vez de una persona desviada.

Tía sin hijos: Una mujer quizás mayor ,sin hijos que actúa como modelo de rol para los hijos de los hermanos o amigas y no necesita sentirse realizada siendo madre.  Y esto no es un modo de compensar nuestra falta de hijos, es un acto de amor y cariño por los otros, es un trabajo voluntario. En vez de una mujer que como no tiene hijos propios necesita compensar esta carencia ayudando con los hijos de los demás.

Bruja: Una mujer poderosa, anciana, con muchos talentos, que puede luchar sus propias batallas, una matriarca, una guerrera, una mujer sabia, una líder, sanadora. En vez de una mujer malvada que rinde culto al diablo.

Madrastra: Una mujer con influencia de poder sobre los hijos de su pareja. En vez de la mujer que le quita el amor de sus hijos a la madre de los hijos de su pareja.

Todos estos arquetipos, en su primera lectura revelan la supresión del Poder Femenino. Y esto es simplemente para no minar el poder masculino. Pero como ya hemos visto, cada uno de estos arquetipos tiene también un poder oculto.
Desde la erradicación el poder femenino en la biblia incluyendo la destrucción de las diosas paganas debido  a la expansión del cristianismo hasta la quema de brujas, el poder femenino y sus misterios han sido avergonzados, llevados al silencio y borrados de la historia, de nuestra historia.
Sólo la juventud y la maternidad han quedado con un poco de prestigio porque sirve y protege intereses masculinos.  Hemos vivido tanto tiempo bajo el poder del patriarcado que nos parece ser normal vivir así, pero no lo es.

Estas herramientas de control ideológico como arquetipos negativos han hecho un gran trabajo haciendo que nosotras las mujeres que no tenemos hijos nos sintamos avergonzados de nosotras mismas en vez tomar el control de nuestras vidas, aprovechar el poder y la libertad que me da esta situación.

Yo quiero ser una bruja!!