Luego del ejercicio del post anterior me pregunto:
¿He realizado las cosas de las que mi yo de 80 años se sentiría orgullosa?
¿Puedo hacer más de las cosas de las que mi yo de 80 años desearía hacer más?
¿Qué me ha detenido en el pasado y que me detiene ahora y en el futuro? Mi respuesta principal es MIEDO.

Pero no es solo esto, entre muchas respuestas podemos encontrar:
Miedo, en muchas variedades, este puede incluir :
Miedo al rechazo, a hacer el ridículo, ansiedad, dilación e indecisión, inercia, pereza, falta de disciplina, miedo al fracaso, miedo al éxito.

También una falta de recursos internos, incluyendo:
Baja autoestima, no creer que soy lo suficientemente inteligente, mucha duda, falta de confianza en una misma, creer que no nos lo merecemos, ser naturalmente inhibida, demasiado tímida, no escuchar a mis instintos, celos, envidia, sentirse inadecuada, depresión, dolor

Escasez de Recursos Externos
Falta de conocimiento, mala salud, sentir que es demasiado tarde, falta de oportunidades, insuficiente dinero, no tener tiempo suficiente, falta de talento, tener que trabajar muy duro, quedar sin energía después del trabajo.

La influencia de Otras Personas
Lo que otros piensan, a mi pareja no le gustará, me van a criticar, las expectativas de mis padres, querer cumplir, vivir para los demás no para mí, estar en la relación equivocada, escuchar a la gente equivocada, sentirse decepcionada o traicionada.

Lógicamente mi critica interior me quiere hacer creer que la razón por la que no he tenido la vida que quería y más aun que no obtendré la vida que quiero es porque soy una inútil. Y eso no es verdad.

Estoy segura que esta lista es común a muchas de nosotras. Es universal y se llama simplemente condición humana. Las diferentes culturas pueden tener versiones diferentes, expresadas en un lenguaje diferente, pero esta “resistencia”, es lo que todos los individuos normales y bien adaptados tienen que vivir.

A pesar de lo que creemos, el destino no nos ha escogido personalmente por ser temerosas, preocupadas por lo que otros piensan, miedosas de aprovechar las nuevas oportunidades e inseguras de nuestra capacidad de llevar a cabo las cosas. Esto es normal.

Como todo lo demás en el universo somos una combinación de expansión y entropía; de crecimiento y colapso; de ir hacia adelante y hacia atrás; de amor y miedo.

todos-sienten-lo-mismo

Si quieres profundizar más sobre lo que lees en el blog o necesitas compartir más íntimamente lo que estás viviendo, únete a nuestro grupo privado de Facebook. Una comunidad de apoyo en línea inteligente, amable, compasiva, y privada de mujeres como nosotras de todo el mundo que viven lo que es ser una Mujer Sin Hijos en nuestro mundo obsesionado con la maternidad y donde compartimos nuestras emociones en un ambiente de mas intimidad y contención.
Si te sientes aislada ser parte de la comunidad será el comienzo de un nuevo punto de vista, así como nuevas amigas en línea y fuera de línea.
Si estás interesada y quieres formar parte de nuestra comunidad online escríbeme al mail de  Mujer Sin Hijos.

Pin It on Pinterest