La creación de un nuevo proyecto de vida es para una misma. Se trata de cómo sería y se sentiría lo que es una vida significativa y satisfactoria para una. No para nadie más.

Hay es una presión muy sutil de que porque somos Mujeres Sin Hijos tenemos el tiempo en nuestra vida o el deber de hacer algo extraordinario. Pero el hecho es que:

no-tenemos-que-compensar-nada

Eso sería nuevamente la critica interior hablando. Pero es difícil de detectar y un más difícil incluso resistirse a ella. Es como el complejo de santa.
Es muy fácil para nosotras caer en la trampa de pensar que debemos «hacer» algo con nuestra vida. Sin embargo, si hubiéramos sido madres, nadie (incluidas nosotras mismas) esperaría esas cosas de una?

¿Por qué tendría que ser una santa sólo porque no tengo hijos?
¿Por qué tendría que encargarme de solucionarle los problemas a los demás sólo porque no tengo hijos?
¿Por qué tendría que se quien cuide a mi madre cuando sea más anciana sólo porque no tengo hijos, si ella tiene otros hijos aparte de mi?
¿Por qué tendría que hacerme cargo de mayores cosas sólo porque no tengo hijos?
¿Por qué tendría que contribuir al mundo o ser voluntaria sólo porque no tengo hijos?

No es que no vaya a hacer ninguna de estas cosas, es solo que siento esa presión sutil entre quienes me rodean e incluso más, siento mi propia presión al respecto. Y quiero la libertad de elegir porque lo deseo de corazón y no por presión, conformismo, culpa etc.

Esta es una linea muy sutil y se necesita un detector de sutilezas para encontrarlo.
Y para esto hay 4 preguntas claves como detectoras:

Si los resultados de esto fueran invisibles, ¿me daría el trabajo de hacerlo?
¿Lo haría incluso si no me pagan por ello?
¿Lo haría incluso si nadie lo supiera?
¿Por quién lo estoy haciendo?

Hay una frase que me encanta:

Mientras que el significado es el salvavidas en los mares tormentosos de la falta de hijos, no es necesario agarrarse a cada dispositivo de flotación que salte a la vista – sólo tenemos que hacerlo al que tiene nuestro nombre en él.
Y encontrar que «uno» puede requerir un poco de experimentación. Puede ser que nos dispongamos a hacer algunas cosas «grandes» antes de darnos cuenta que no tenemos la energía para ello o que simplemente no es para una.

mujer-feliz-sin-hijos

Ser una Mujer Sin Hijos en nuestro mundo loco por la maternidad puede sentirse como un “trabajo de tiempo completo”, tanto de como ser madre. Es sólo que el trabajo es interno, invisible e implica un constante empuje contra la avalancha de mensajes de que hay algo mal con nosotras, que no somos bienvenidas o que hemos fallado.

No ser aplastadas y destruidas por esos mensajes – es parte de nuestra misión de vida. Y a diferencia del sin fin de aplausos públicos hacia la maternidad no recibiremos ningún crédito de los demás por ello. Como resultado, a menudo ni siquiera nos daremos crédito a nosotras mismas por ello.

Ya sea que nuestro proyecto de vida termina siendo ordinario, extraordinario o tal vez un poco de ambos depende de una misma. Se trata de encontrar un tipo de relación amorosa con tu vida que funciona para ti.

solo-para-nosostras

Si quieres profundizar más sobre lo que lees en el blog o necesitas compartir más íntimamente lo que estás viviendo, únete a nuestro grupo privado de Facebook. Una comunidad de apoyo en línea inteligente, amable, compasiva, y privada de mujeres como nosotras de todo el mundo que viven lo que es ser una Mujer Sin Hijos en nuestro mundo obsesionado con la maternidad y donde compartimos nuestras emociones en un ambiente de mas intimidad y contención.
Si te sientes aislada ser parte de la comunidad será el comienzo de un nuevo punto de vista, así como nuevas amigas en línea y fuera de línea.
Si estás interesada y quieres formar parte de nuestra comunidad online escríbeme al mail de  Mujer Sin Hijos.

Pin It on Pinterest