Un poco de historiami historia en contexto

Luego de mi catarsis del post anterior, poner mi historia en contexto de lo que sucedía en el mundo cuando nací, me ayuda en parte a ver mi proceso desde otro punto de vista. A no ser tan crítica con mi persona. Pero por otro lado no es fácil no sentir rabia al darme cuenta que muchas de mis decisiones (por las cuales me he castigado por bastante tiempo) no fueron completamente mis decisiones sino consecuencias de lo que sucedía en la sociedad y de los mensajes que recibí cuando era pequeña y que di por verdades absolutas hasta muy adulta.

Nací en la década del 60, con la aparición de la píldora anticonceptiva, todo el juego relacional entre hombres y mujeres cambió. Ya no es necesario estar casada para tener hijos, la entrada en masa de nosotras las mujeres a la vida laboral implica que ya no se depende únicamente de un hombre para el sustento económico y esto contribuye también a que los hombres no sientan la necesidad  de comprometerse.

Por otro lado muchas mujeres retrasamos la maternidad hacia los 40, tratando de establecer una carrera entre los 20 y los 30 y no es egoísmo, es mas bien una decisión cuidadosamente pensada, negociada, evaluada según las circunstancias de la vida como tener una pareja adecuada, con la que se pueda contar y/o una situación financiera adecuada por ejemplo.

No tener hijos cuando no hay un problema medico puede verse como una elección que uno hace pero ¿de qué elección se puede hablar si no estoy segura de si mi pareja permanecerá a mi lado?

Si no tendré ninguna ayuda de mi pareja con el bebé, la casa y aun así debo ir a trabajar.

Si me quedaré estancada en mi carrera profesional.

Si ser madre soltera en una sociedad es un acto heroico donde los costos de crianza pueden llegar a ser mucho mayor al sueldo que pueda obtener.

Si tener una estabilidad económica antes de tener un bebe arriesga mi periodo de fertilidad.

Qué sociedad es esta que te valora como mujer cuando eres madre mas no te provee un ambiente amigable para hacerlo.

Soy responsable, si, pero de tratar de crear el ambiente más propicio para tener un bebé, pero cuando no sucede terminamos recriminándonos a nosotras mismas pensando en que  “debería haber”…

Debería haberme casado aun cuando era un flojo.

No debería haberme casado porque era un flojo.

Debería haber entendido mas sobre mi sexualidad.

Debería haber viajado menos y pasar mas tiempo buscando una pareja.

Debería haber tenido igual el bebe aunque mi matrimonio se estaba cayendo a pedazos.

Debería haber bajado de peso.

Debería no haber abortado ese bebe a los 20.

Debería haberme dado cuenta que no todos se sienten atraídos por una mujer altamente calificada.

Debería haber escuchado a mi madre, o quizás no debería haber escuchado a mi madre

Debería haber congelado mi óvulos.

etc.

Deberá haber… La peor arma de autocrítica que nos hunde cada día en el infierno. La lista de debería haber es tan interminable que nos puede llevar a una inanidad mental absoluta.

Aun así estamos tan desconectadas que uno sigue votando por gobiernos que se niegan a legislar por ambientes de trabajo amigables con las personas, ni hablar de amigables con la familia. Sin soporte. Ambientes donde se haga posible una vida balanceada, saludable, y con propósito ya sea que uno sea padre/madre o no lo sea…

Si quieres profundizar más sobre lo que lees en el blog o necesitas compartir más íntimamente lo que estás viviendo, únete a nuestro grupo privado de Facebook. Una comunidad de apoyo en línea inteligente, amable, compasiva, y privada de mujeres como nosotras de todo el mundo que viven lo que es ser una Mujer Sin Hijos en nuestro mundo obsesionado con la maternidad y donde compartimos nuestras emociones en un ambiente de mas intimidad y contención.
Si te sientes aislada ser parte de la comunidad será el comienzo de un nuevo punto de vista, así como nuevas amigas en línea y fuera de línea.

Si estás interesada y quieres formar parte de nuestra comunidad online escríbeme al mail de  Mujer Sin Hijos.

Pin It on Pinterest