De la serie “Ceremonias de Sanación.”

Nunca dije hola y ahora es tiempo de decir adiós… Hemos llegado a esta etapa y sabemos consciente o inconscientemente de nuestra la necesidad de cerrar ciclos, esto puede ser y es muy duro pero entendemos que necesitamos realizarlo. Como ya hemos hablado anteriormente, un “rito de despedida” nos permite soltar partes de nuestra vida en las que uno ha pensado durante mucho tiempo. 
Esta ceremonia puedes realizarla junto a tu pareja si lo desean o sienten que pueden hacerlo juntos como una forma de cerrar unidos esas etapas con tranquilidad y conformidad y comenzar otras nuevas. 

Busca una libreta pequeña de esas en que puedas arrancarle las hojas o un taco de post it, una hoja tamaño carta, un lápiz, una caja pequeña y una pala.
Encuentra un lugar tranquilo, donde no tengas interrupciones o ruidos. Si deseas poner una música suave, encender alguna vela o solicitar una presencia divina no dudes en hacerlo. Crea tu propio espacio donde estés en intimidad.

Siéntate cómoda y haz tres respiraciones profundas.

Toma la libreta y en cada hoja de la libreta escribe en tiempo presente, una característica de tu hijo o hija.
¿Cómo es su carácter, su apariencia, su personalidad, sus logros?
¿Cómo le imaginas. Como le va en la escuela, cuál fue la primera palabra que dijo, cuando comenzó a caminar? Escribe todo, todo, todo de tu hijo o hija soñados.
No te olvides de escribir en tiempo presente como si le estuvieras contando a alguien sobre él o ella.
Una vez que hayas escrito todas las características, ponlas en la caja y séllala.

Toma la hoja tamaño carta y escribe un breve texto guiándote por este:
“Mi niña amada – niño amado, ahora nuestros caminos son diferentes…”
Escribe cómo quieres que sea de ahora en adelante tu camino, lleno de luz, amor, inteligencia, sabiduría, abundancia, felicidad, etc. Escribe en tiempo presente.
Y finaliza con:
“GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, DIOS, POR ESTE REGALO DE VIDA.”

Ahora encuentra o anda a un lugar privado fuera de tu casa, un lugar especial o sagrado para ti. Cuando estés lista, entierra la caja y lee tu carta en voz alta.
Quizás en vez de enterrar la caja te gustaría quemarla. Lo que sientas que es mejor para ti, que tenga la belleza y el simbolismo que tu necesitas.

Si conocen a otra Mujer Sin Hijos que entienda lo que han vivido y que pueda estar con Ustedes ya sea como testigo de la ceremonia, o si pueden hacerla juntas, será una experiencia de apoyo invaluable.

Mediante la creación de este ritual de dejar ir, te estás honrando a ti misma y a la familia que soñabas tener.
Si tienes algunos recuerdos o cualquier cosa que has estado guardando para tus hijos, ahora podría ser el momento para dejar que se vayan también, junto con cualquier otra cosa que esté relacionada con tu sueño de maternidad. Sólo tú sabrás qué conservar y qué soltar, por lo que confía en ti misma y si hay algo de lo que no puedas soportar la idea de separarte todavía, mantenlo, y vuelve a realizar este ejercicio en el plazo de un año.

Con amor.
TereD.

dejalo-ir

——————————————————————————————————–

Mujer Sin Hijos, un aporte a la evolución de la visión femenina.

Este es un proyecto que está vivo y en constante evolución.
Si quieres colaborar o tienes una idea que sume, estaré encantada de escucharla.
Envíame un email a: mi historia@mujersinhijos.com.

 

Pin It on Pinterest