22.7 C
Santiago
jueves, septiembre 16, 2021
spot_img

Soltando amarras

De la serie Ceremonias de Sanación

Para realizar los ritos de cierre se necesita mucho coraje y espero que esta sea una poderosa herramienta para todas Ustedes. Las ceremonias de sanción que iré publicando, son extraídas de diversos libros y talleres y son solo algunas ideas para que puedan realizar la suya propia. Comienzo por la que realicé en mi trabajo de duelo y que caló profundamente en mi corazón.

Si conocen a otra Mujer Sin Hijos que entienda lo que han vivido y que pueda estar con Ustedes ya sea como testigo de la ceremonia, o si pueden hacerla juntas, será una experiencia de apoyo invaluable.

Hemos decidido llegar al final de uno de nuestros tantos viajes, hemos abierto una parte de nuestro corazón que puede haber estado cerrada por un largo tiempo. Y como dije en el POST anterior, si no nos sentimos capaces de hacer nuestra ceremonia ahora, podemos hacerlo en una fecha posterior, cuando nos sintamos preparadas, pero no dejemos de hacerla. 

Encuentra un lugar tranquilo, donde no tengas interrupciones o ruidos. Puedes poner una música suave, encender una vela, hacer una oración antes de comenzar. Imagina que le estás escribiendo una carta o correo electrónico a una vieja amiga con quien no has estado en contacto desde los días de escuela. En este correo electrónico, le estás contando tu vida desde esa época hasta el día de hoy,  le cuentas todo acerca de tus hijos y tu vida diaria.

Escríbela en tiempo presente como si fuera verdad. Describe tu pareja, tus hijos, como son, sus nombres, edades, como es tu vida. Trata de no editar esta fantasía con tu mente racional, sino date permiso para entregarte a ella abiertamente. Que sea lo más viva y rica en detalles como puedas. Esta puede ser la única vez que vas a hagas esto, así que manos a la obra. Puedes sentir mucha emoción, triste, puedes llorar… no te cohartes ni te reprimas porque no es un trabajo fácil de realizar y es por ello que necesitas tu intimidad y ojalá compañía de alguien que sepa lo que has vivido todo este tiempo y conozca tu proceso de sanación.

Ahora que has terminado de escribir, elige cómo quieres soltar amarras y dejarla ir. Encuentra o anda a un lugar privado, un lugar especial o sagrado para ti. Cuando estés lista, lee tu carta en voz alta. Léela completa, si necesitas hacer alguna interrupción porque te sientes muy emotiva, tómate tu tiempo, date el tiempo, respira y sigue. Cuando hayas finalizado  elige una forma para dejarla ir.
Quizás te gustaría quemarla, romperla en pedazos y dejar que el viento se la lleve, enterrarla en la tierra o ponerla en un arroyo que fluye como un río o en el mar.
Lo que sientas que es mejor para ti, que tenga la belleza y el simbolismo que tu necesitas. 

Di alguna oración o deseo que sientas apropiado para el momento. Es posible que desees leer un poema, tocar música o cantar una canción especial.

honra-tu-sueño Nuestra cultura ha quedado sin rituales a excepción del matrimonio, la paternidad y la muerte. Los ritos son una profunda necesidad humana y al haber perdido los rituales nos hemos convertido en una cultura empobrecida. Y como Mujeres Sin Hijos por circunstancia hemos vivido con el dolor de habernos perdido los hitos y los rituales de la vida familiar, por lo que nuestra necesidad de esta ceremonia es aún mayor.

Mediante la creación de este ritual de soltar amarras y dejar ir, te estás honrando a ti misma y a la familia que soñabas tener.

Si tienes algunos recuerdos, ropa de bebé o cualquier cosa que has estado guardando para tus hijos, ahora podría ser el momento de pensar en regalárselas a alguien que pueda utilizarlos. Si tienes un libro o un archivo en tu computador con posibles nombres de bebé, es el momento de dejar que se vayan también, junto con cualquier información que estabas guardando acerca de fecundación in vitro, medicamentos o cualquier otra cosa que esté relacionada con tu sueño de maternidad. Sólo tú sabrás qué conservar y qué soltar, por lo que confía en ti misma y si hay algo de lo que no puedas soportar la idea de separarte todavía, mantenlo, y vuelve a realizar este ejercicio en el plazo de un año.

Desde mi corazón las abrazo a todas.
TereD.

dejalo-ir

——————————————————————————————————–

Mujer Sin Hijos, un aporte a la evolución de la visión femenina.

Este es un proyecto que está vivo y en constante evolución.
Si quieres colaborar o tienes una idea que sume, estaré encantada de escucharla.
Envíame un email a: mi historia@mujersinhijos.com.

 

Related Articles

2 Comentarios

  1. Yo hace unos años escribí esa carta. La escribí porque estaba muy triste no pensaba que funcionara, pero siempre te coges a un clavo ardiendo cuando estás desesperada. Yo había elegido no tener hijos pero hasta que no pasa un tiempo no te das cuenta de que los necesitas. Así que yo estaba en ese momento, a una edad ya avanzada y sin posibilidad de vuelta atrás.
    Al principio no noté nada, pensaba que sería instantáneo, que ingenua. No sé qué hice con la carta luego, creo que la rompí en pedazos y la tiré. menudo panzón de llorar me di al escribirla.
    Pero pasó el tiempo y ahora estoy muy bien, sin tristeza y asumiendo sin ningún problema la decisión que tomé en su día. Aunque aveces me coge un poquito de melancolía por lo que hubiera podido ser, puedo asegurar que me quité un peso de encima al escribir esa carta, sin darme cuenta dejé de martirizarme con la culpa, y pensé que ya que no podía dar marcha atrás iba a disfrutar de los placeres de tener tiempo para mí y para mi marido, y ahora soy mucho más feliz. Quizá no fue la carta, quizá la costumbre de estar sin hijos, no sé muy bien qué fue, aunque creo que la carta hizo magia y dejé de pensar en ello.

    • Hola Rosa. Se que dejar ir es súper difícil pero también creo que es necesario soltar lo que nos trae demasiado dolor, en algún momento uno se da cuenta que necesita hacerlo. Y también, como tu dices, creo que es un trabajo un poco en el inconsciente. La carta se escribe pero el trabajo va en nuestro interior. En mi carta yo le di nombre por primera vez a esa hija que deseé pero que no tuve y fue super poderoso y las lágrimas ni te digo, parecía un diluvio. Gracias por compartir. Te mando un abrazo fuerte y apretado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

REDES SOCIALES

2,456FansMe gusta
897SeguidoresSeguir
5SeguidoresSeguir
56suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

Abrir chat