Y aquí estamos iniciando el 2016 con toda la esperanza de los nuevos comienzos y abundancia de posibilidades.  
Mi corazón está lleno de la alegría porque Mujer Sin Hijos se ha ido convirtiendo en un lugar de conexión. Al ir sanando nuestro duelo vamos marcando una diferencia en nosotras y nuestra sociedad. Quién sabe cómo esto irá transformando nuestra en vida, y cómo va a influir e inspirar a quienes nos rodean.

Llegar a los 50 me ha dado la posibilidad de darme cuenta que a pesar de haber deseado tener hijos, me siento feliz con la vida que tengo y la verdad es que me encanta ser tía. Mi duelo ya no está activo constantemente. Obviamente tengo uno que otro momento bajo pero sigo adelante. 
Comenzar mi blog y luego el sito de Mujer Sin Hijos ha sido tremendamente gratificante. El modo que escogemos para seguir adelante mas allá del duelo es ahora el foco en mi vida y con el sitio Mujer Sin Hijos el foco estará centrado en lo positivo de nuestras circunstancias de vida,  la abundancia y las nuevas posibilidades que nos entrega nuestra vida.

No hay nadie vivo a quien no le haga falta algo. Ni madre, ni no madre, ni hombre. La vida perfecta no existe ni existirá y esperar otra cosa sólo perpetúa fantasías perniciosas. Cada elección importante trae beneficios y perjuicios, se hayan o no conseguido. No hay vida sin algún arrepentimiento. Las pérdidas, incluso la pérdida de alguna posibilidad- son inevitables, nadie lo tiene todo.
la-verdadera-aceptacion

Es cierto que, y debe reconocerse, que las mujeres podemos sentirnos completas con o sin hijos.

El nuevo año se abre como tierra fértil para poner las semillas de lo que queremos cosechar. Tenemos libre albedrío, nadie ni nada puede meterse en nuestra conciencia y decirnos qué pensar, creer, ni cómo actuar. Somos seres libres para creer lo que mejor nos haga y lo que mejor le haga también a la vida a la que pertenecemos.

 Y entonces ¿Qué semillas vamos a sembrar?

creer-es-crear

Usemos nuestro poder para buscar el lado positivo de las cosas puesto que fijarse en las cosas buenas y positivas de la vida es una actitud y como tal puede ser cultivada y trabajada.

mudemonos-a-la-abundancia

Porque, cuando dejamos que nuestra luz brille, esto siempre ayudará a las demás, a veces de maneras en que una no se imagina, a brillar por sí mismas.

Que el 2016 ilumine  nuestros caminos con ternura y hermandad entre nosotras.

Tere

——————————————————————————————————–

Mujer Sin Hijos, un aporte a la evolución de la visión femenina.

 

Pin It on Pinterest